Castilla Info

Toda la información de Castilla

Las mentiras del Ministerio de Educación

4 Wert-durante-rueda-prensa-planton-rectores

Mentira nº 1 – “La LOMCE no es una reforma franquista”

► La LOMCE recupera las reválidas franquistas en 4º de la ESO, 2º de Bachillerato y Acceso a la Universidad. Los estudiantes que no superen esta prueba no sólo no podrán acceder al siguiente ciclo formativo sino que tampoco obtendrán el título de la ESO o Bachillerato aunque hayan aprobado todas las asignaturas.

El objetivo de estas reválidas no se le escapa a nadie. Incluso durante el franquismo se reconoció el papel que jugaban. El Libro Blanco de la Educación publicado en 1969 señalaba que debido a las reválidas el 45% de los estudiantes no pasaban a estudios superiores. Si la reforma educativa de 1970, impulsada por Villar Palasí, eliminó las reválidas fue precisamente por eso, ya que para el mercado laboral del momento –en el que empresas estadounidenses y alemanas abrían fábricas en el Estado español— era necesario formar mano de obra cualificada. ¡Justo lo contrario que ahora!

► La LOMCE establece itinerarios segregadores y clasistas para separar a los alumnos “que valen” de los demás. Desde 1º de la ESO se empezará a marcar la diferencia que más adelante separará a los estudiantes en diferentes itinerarios en función de los resultados académicos que obtengan. La “solución” para los alumnos que tengan más dificultades no será la aplicación de medidas de refuerzo sino encarrilarlos en itinerarios-basura que les sacarán del sistema educativo antes que a los demás y sin ninguna cualificación, acentuando la discriminación social dentro de la escuela en lugar de combatirla. Así, quien tenga dificultades con alguna asignatura pero pueda pagar clases particulares podrá recibir la atención que necesita para superarlas.

► La LOMCE recupera la religión como asignatura computable para la nota media. Cuando pensábamos que la Iglesia Católica ya no podía utilizar las escuelas como un lugar desde el que ejercer su dominio ideológico el PP les devuelve un púlpito privilegiado con el que adoctrinarnos dentro de la educación pública.

Además, se introduce un elemento más de discriminación ya que los estudiantes que opten por esta asignatura tendrán más posibilidades de aumentar su nota media de cara a obtener una beca o ir a la universidad, pues de todos es conocido que el “esfuerzo” exigido suele ser menor que en cualquier otra asignatura, incluyendo su optativa.

► La LOMCE permite financiar con dinero público centros ultracatólicos que segregan por razón de sexo.

► La LOMCE ataca nuestros derechos democráticos más básicos. Con respecto a las lenguas cooficiales de las nacionalidades históricas, el PP demuestra una vez más su carácter más reaccionario y españolista. Baste recordar las declaraciones del Ministro Wert cuando decía que había “que españolizar a los estudiantes catalanes”. Sin duda una demostración de lo que en la práctica será terminar con el derecho a poder aprender con garantías el catalán, el galego, el euskera en la pública.

Pero esto no es lo único También quieren acabar con el derecho a huelga para los estudiantes. Como sus argumentos no convencen, utilizan más y más represión, como en el franquismo. Quieren destruir la escuela pública mientras nos niegan el derecho a abrir la boca y a movilizarnos contra ellos.

Mentira nº 2 – “El Gobierno ha aprobado el mayor presupuesto para becas de la historia”

► Aunque el ministro Wert explicó sin el menor sonrojo que el PP había aprobado el mayor presupuesto para becas de la historia, los datos del propio Ministerio de Educación lo desmienten. El mayor presupuesto de la historia fue el de 2011 con 1.620 millones de euros. A partir de la llegada del PP al gobierno lo que ha habido es una caída libre en este capítulo, llegando a los 1.222 millones en 2013, o lo que es lo mismo, una diferencia neta de 398 millones de euros menos.

Estos recortes han tenido consecuencias dramáticas, como refleja el dato también facilitado por el MEC: 578.000 niños han dejado de recibir ayudas para material escolar en 2013.

Aunque en el borrador de los presupuestos generales para 2014 se contempla un aumento del dinero dedicado a becas –en concreto 1.448 millones de euros- no sería suficiente para alcanzar el punto en el que nos encontrábamos antes de la escabechina. Incluso con este aumento, el endurecimiento de los requisitos, la brutal subida de tasas y la menor cuantía de las becas dejan un saldo muy claro: las familias trabajadoras tendrán muchos más problemas que antes para poder garantizar la educación de sus hijos.

Mentira nº 3 – “El Decreto de Becas no excluye a nadie por su capacidad económica”

► Lo que establece el decreto de Becas aprobado en agosto por el MEC son mecanismos que penalizan a la gente con menos recursos económicos. La nota mínima para obtener exención de pago de tasas en la universidad es de 5,5 (el PP la subió el curso pasado 0,5 puntos) y para obtener alguna ayuda económica compensatoria para los estudiantes con menos recursos la nota mínima exigida será de 6,5 en los grados y 7 para los másters.

Lo que esto significa, en la práctica, es que a los estudiantes con menos recursos se les exigirá más que al resto para poder estudiar. Quien tenga dinero podrá sacar la nota que quiera –un 7 o un 3- ya que podrá pagar la matrícula. Pero quien no tenga dinero para afrontar ese coste -que oscila entre los 2.000 y los 3.000 euros- tendrá que sacar mejor nota que los demás para poder “ganarse el derecho” a estudiar. Aunque el Gobierno del PP se empeñe en decir que no es una medida clasista los hechos hablan por sí solos.

Mentira nº 4 – “La apuesta del Gobierno es la Formación Profesional”

► Ante la alarma social generada por las dificultades que tendrán los hijos de los trabajadores para acceder a la universidad, el Gobierno responde con la Formación Profesional. Dicen que es una salida muy buena y una alternativa a la formación universitaria. Pero la realidad es que también están bloqueando el acceso a la Formación Profesional de grado superior. Así lo revelan las políticas llevadas a cabo en comunidades gobernadas por la derecha. Por ejemplo en Madrid se han incrementado las tasas de grado superior en la FP hasta alcanzar los 400 euros. Lo que hace unos años costaba la matrícula universitaria ahora lo cuesta la FP. Pero eso no es todo: tal y como anunciaba el BOE hace unos días, a partir de este curso se penalizará con 120 euros cada asignatura suspensa. ¡Curiosa forma de promocionar la Formación Profesional!

Por si fuera poco, este inicio de curso ha comenzado con 22.000 no admitidos en FP ¡sólo en la Comunidad de Madrid! Y ante esta situación el Gobierno responde con un presupuesto para 2014 que recorta un 7% a la FP.

Mentira nº 5 – “La LOMCE es una reforma que va a mejorar la educación”

► Las medidas que ha puesto en marcha para “mejorarla” son el despido de nuestros profesores, la reducción de la cuantía de las becas, la masificación, el aumento de las tasas para Universidad y Formación Profesional…

Cuando desde el Partido Popular ponen el ejemplo del informe PISA o de países punteros en el ámbito educativo como Finlandia para explicar que es necesario hacer “reformas” para mejorar la educación se olvidan por completo de especificar cómo. Países como Finlandia consiguen los mejores resultados invirtiendo un 8% del PIB en educación (frente al 4,5% en el Estado español), ofertando educación pública gratuita desde Infantil a Universidad (algo que obviamente no ocurre aquí), garantizando la gratuidad del comedor y los libros de texto para todos (sobran las aclaraciones sobre cómo se aborda este punto por parte del PP), invirtiendo todo el dinero público destinado a Educación en la pública (y no desviando una parte de 6.400 millones a los empresarios de la privada-concertada como ocurre aquí) además de un largo etcétera que va en la misma línea.

Queda claro cómo cualquier mejora de la educación pública pasa por una mayor inversión en la misma. Justo lo contrario de lo que está haciendo el PP. Por lo tanto, lejos de mejorar la educación pública, lo único que se puede conseguir con sus políticas es destruirla por completo. La conclusión no puede ser más clara: salvar la educación pública pasa por al retirada de la LOMCE, la dimisión de Wert y de todo el gobierno del PP. ¡Tenemos fuerza para hacerlo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 18, 2013 por en Actualidad, Educación.
A %d blogueros les gusta esto: