Castilla Info

Toda la información de Castilla

Las oportunidades de la biomasa en el sector agro-ganadero y alimentario de Castilla y León

1n segunda-instalacion-biomasa-grande-espana

La biomasa hace más competitivo y sostenible al sector agroganadero y consigue estrechar lazos de unión entre los sectores agrario y forestal, haciendo más sólida la base productiva del sector primario.

LOS SUBPRODUCTOS AGROGANADEROS

Los subproductos agrícolas, ganaderos o agroindustriales pueden ser valorizados energéticamente para evitar que sean considerados como residuos. Dentro de esta tipología de biomasas existen claros ejemplos de aprovechamiento, como la paja de cereal, el material leñoso de las podas de olivo, viñedo, frutales, las cáscaras de frutos secos, o los purines para la obtención de biogás.

En Castilla y León se puede hablar de éxito en la utilización de estos subproductos. Desde el 2010 está funcionando una planta de generación eléctrica con paja de cereal en Briviesca, que utiliza 100.000 tm/año de paja. Esta instalación supuso que dejaran de quemarse en el campo más de 75.000 hectáreas en La Bureba y su entorno. Su producción anual se aproxima a los 120 GWh de energía eléctrica, lo que equivale al consumo de 40.000 hogares, y evita la emisión a la atmósfera de 115.000 tm/año de CO2.

Los sarmientos de viña se aprovechan principalmente para uso en restauración y barbacoas. En la zona de Ribera de Duero, se aprovechan alrededor de 1.000 hectáreas. Además, existen varios emprendedores que trituran y envasan esta biomasa para su comercialización entre los usuarios domésticos.

En la zona de Pedrajas de San Esteban (Valladolid) se concentra la mayor densidad de productores de piñón de toda España. Tradicionalmente, en esta zona, se ha utilizado la cáscara y las brácteas de las piñas como biocombustible de estufas y calderas, siendo uno de los biocombustibles más utilizados en muchas de las granjas avícolas de la región.

BIOMASA FORESTAL
Castilla y León es la Comunidad Autónoma más extensa de Europa. Posee una superficie forestal de 9,5 millones de hectáreas (51% de la superficie total), de las que 3 millones son arboladas, con una tasa media de aprovechamiento inferior al 25% (media en Europa 65%).

Por tanto, el sector forestal es prioritario en Castilla y León en lo económico, social y medioambiental. Por eso, es necesario ayudar a mantener el bosque autóctono en un estado vigoroso para mantener la alta biodiversidad y realizar un manejo adecuado y “en tiempo” en las zonas repobladas para alcanzar ratios de productividad elevados, dentro las particularidades zonales. Esto redundará en la reducción del riesgo de incendios, que año tras año, siembra de manchas negras la Comunidad de Castilla y León.

Con una oferta de biomasa forestal tan grande es necesario activar la demanda. El sector agro-ganadero-alimentario comienza a darse cuenta de los beneficios de la biomasa.

AHORRO Y COMPETITIVIDAD EN LA GANADERÍA

En las granjas de engorde de aves y en las de recría de cerdos se necesitan cantidades importantes de calor, ya que los animales requieren temperaturas elevadas de confort, con el fin de asegurar su desarrollo y supervivencia.

En una granja avícola para el engorde de 20.000 pollos (broilers), alojados en una nave de 1.500 m2, se calculó que la potencia térmica máxima necesaria para cubrir las necesidades de calefacción era de 130 kW. Con esta potencia, se necesitarían 8.000 litros de gasóleo/año, lo que equivale a 17 tm de pellet o bien 23 tm de astilla. El ahorro al sustituir el combustible fósil por biomasa estará comprendido entre los 4.000 €/año utilizando pellet a 210 €/tm y los 5.300 €/año utilizando astilla a 100 €/tm.

En una granja de porcino para 2.000 cerdos desde 7 hasta 18 kg/animal, dentro de una nave de 265 m2, y calculadas previamente las pérdidas y ganancias de calor mes a mes, para los 300 días al año en los que hay ganado, la potencia térmica necesaria para cubrir la máxima demanda de calor de los meses de invierno, es de 187 kW. Con dicha potencia, se necesitarían 11.500 litros de gasoil/año, lo que equivale a 24 tm de pellet o bien 32 toneladas de astilla. En este caso, el ahorro al sustituir el gasoil por biomasa es de 5.900 €/año utilizando pellet y los 7.725 €/año utilizando astilla.

SOLUCIONES ADAPTADAS A TODAS LAS NECESIDADES EN EXPOBIOENERGÍA 2013

Todas las opciones que ofrece la bioenergía, las tecnologías más avanzadas para el aprovechamiento de biomasa y los equipos más adecuados a las necesidades de cada explotación, se darán cita en Expobioenergía 2013, el mayor escaparate del sector, que tendrá lugar los días 22, 23 y 24 de octubre en la Feria de Valladolid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 20, 2013 por en Actualidad, Agricultura y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: