Castilla Info

Toda la información de Castilla

La Junta ha gastado más de 100 millones de euros en la Ciudad del Medio Ambiente

La Junta de Castilla y León aprobó el pelotazo urbanístico de la Ciudad del Medio Ambiente por ley para evitar los tribunales. Esta semana el Constitucional ha declarado inconstitucional el proyecto, lo que obliga a paralizar las obras. Los grupos ecologistas denuncian la inversión millonaria y exigen responsabilidades políticas.

1 cupulas

El Tribunal Constitucional ha declarado esta semana inconstitucional la Ciudad del Medio Ambiente porque el procedimiento empleado en su aprobación pasa por alto a los tribunales y el derecho de los ciudadanos a presentar alegaciones. La obra faraónica de la Ciudad del Medio Ambiente, que fue aprobada por ley por los diputados del PP en las Cortes de Castilla y León en marzo de 2007, se está levantando (aún siguen las obras) en el Soto de Garray (500 habitantes), en un paraje protegido, a diez kilómetros de la ciudad de Soria.

El proyecto fue denunciado por la Asociación Soriana para la Defensa y el Estudio de la Naturaleza (Asden), integrada en Ecologistas en Acción. La urbanización prevista contemplaba la construcción de 800 viviendas de lujo, un parque empresarial, varios hoteles, dos torres de oficinas y un centro deportivo. Un macroproyecto urbanístico de más de 500 hectáreas en suelo rústico de especial protección en un paraje donde se encuentran especies protegidas como la nutria, águila pescadora, tejón o milano real, entre otras, con una de las colonias de cigüeña blanca más importante de la península y donde se han talado numerosos árboles que llevaban en pie más de 300 años. Los diputados regionales del PP que impulsaron el proyecto de la Ciudad del Medio Ambiente anunciaron que en esta urbanización habitarían 4.000 personas y en su ejecución se crearían más de 1.000 empleos.

Para no recibir alegaciones

El procedimiento empleado por Castilla y León para aprobar este megacomplejo fue dictar una ley a medida, que declaró el “interés regional” de la Ciudad del Medio Ambiente. Por eso, el 18 de diciembre de 2006 se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León  la modificación de la Ley de Ordenación del Territorio de esta Comunidad. De esta manera, se permitió tramitar el proyecto de la Ciudad del Medio Ambiente  por su “interés regional” y no con el procedimiento de un plan urbanístico normal que hubiera permitido presentar alegaciones a los ciudadanos. Sólo el Tribunal Constitucional podía declarar la inconstitucionalidad de este proyecto, como ha ocurrido casi siete años después.

“No se puede alegar desconocimiento”

Para el portavoz de Asden, Carlos González, la Junta de Castilla y León no puede alegar desconocimiento. “Desde el primer momento hemos denunciado el proyecto y las obras. Primero denunciamos que estos terrenos son suelo no urbanizable especialmente protegido, pero la Junta emitió un informe favorable.Después denunciamos que estaban destruyendo un ecosistema protegido, con unas plantas protegidas…entonces la Junta nos respondió que no pasaba nada. Luego denunciamos que estaban actuando en una zona de nidificación de aves en la que, por ley, no se puede actuar durante ese tiempo de reproducción y la Junta respondió con un informe en el que volvía a argumentar que eso no era relevante… Estábamos apelando a la Junta, la misma que estaba ejecutando las obras, la parte infractora“, señala González.

Del proyecto se han levantado seis grandes edificios, de los diez previstos, en uno de los complejos de la Ciudad del Medio Ambiente llamado Cúpulas de la Energía, cuyo diseño fue adjudicado a los arquitectos  Luis M. Mansilla, Emilio Tuñón y Carlos M. Albornoz.

Esos edificios, de estilo modernista y grandes cúpulas que se levantan por encima de los árboles que se han salvado de la tala, fueron paralizados en mayo de este año gracias a las denuncias de Asden. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León argumenta que las edificaciones superan la altura permitida y que la obra se aprobó sin contar con los informes jurídicos y técnicos y sin la tramitación de la licencia ambiental.

Un proyecto “modélico” según la Junta

“Ha sido todo un despropósito. Ni siquiera han construido lo que el proyecto contemplaba. Además, la Junta se ha esforzado en presentar la Ciudad del Medio Ambiente como algo modélico, no sólo por el nombre. Incluso han llevado el proyecto a convenciones en Madrid y hasta Latinoamérica, exponiendo estas obras como un modelo urbanístico sostenible y pagando grandes cantidades de dinero público para hacer propaganda“, afirma González.

Para Asden esta es una victoria agridulce, porque se ha tardado mucho tiempo, siete años, en paralizar la Ciudad del Medio Ambiente. “La Junta de Castilla y León ha pagado más de 100 millones de euros, hasta ahora, en la Ciudad del Medio Ambiente de las arcas públicas, más las indemnizaciones a las que se tendrá que enfrentar para las empresas constructoras”, aclara González.

Varios cargos de la Junta de Castilla y León fueron imputados por el caso de las Navas del Marqués, ahora las organizaciones ecologistas exigen que se investigue la responsabilidad de los diputados del PP que aprobaron la, paradójicamente llamada, Ciudad del Medio Ambiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 17, 2013 por en Actualidad, CYL, Empleo, Justicia, Medio Ambiente, Noticias, Política, PP, Sociedad, Soria.
A %d blogueros les gusta esto: