Castilla Info

Toda la información de Castilla

Paulino Díez Martín: Un anarcosindicalista de acción

Paulino Diez Martín es uno de esos grandes militantes del anarcosindicalismo casi anónimo que, sin embargo, forman parte del entresijo de la gran aventura del anarquismo en la Península Ibérica y exponente de una rebeldía innata que tenía el ideal de un mundo mejor pese a no creer en la perfección pero sí en un mejor reparto de la riqueza entre los hombres, hartos ya de vivir en un sistema que justifica la explotación del hombre por el hombre, del rico y fuerte contra el desposeído y más débil.

Paulino nació en Burgos el 4 de mayo de 1892. A los 14 años, siendo aprendiz, ingresa en la Sociedad de Carpinteros y Ebanistas situada en la calle Puebla 33 de Burgos y dos años después, a los 16, es elegido vocal de dicha sociedad, cargo que ocupa hasta 1910 que parte junto con su hermano hacia Melilla en busca de trabajo.

En Melilla trabaja en la construcción de barracones para el ejército y poco después, en septiembre de 1910, se declara una huelga de carpinteros para corregir los abusos de los contratistas. En febrero de 1911 de nuevo declaran una huelga, esta vez del sector de la construcción, en un cuartel de artillería que estaban construyendo.

En 1913 crean en Melilla un grupo de afinidad anarquista, que distribuye la prensa libertaría del país entre los soldados y un año más tarde, en marzo de 1914, logran legalizar las Sociedades Gremiales de Resistencia.

El 2 de abril de 1915 sufre su primera detención durante 16 días, el motivo fue debido a la visita de Alfonso XIII a Melilla.

2 paulinodiez03

Al año siguiente sufrirá otra detención, concretamente durante el mes de julio de 1916, en la Huelga de Subsistencia. Ese mismo año el grupo anarquista del que forma parte Paulino decide denunciar la situación del contrabando, que en ese momento corría a cargo de comerciantes y Gobierno Militar, lo que provocó un gran escándalo. Por ello fue destituido el Gobernador Militar Federico de Monteverde. Como consecuencia del escándalo del contrabando, en octubre de 1916 sufre un intento de atentado, pero logra refugiarse en un barco anclado en el muelle “El Sister” de la Transmediterránea. El autor del intento de atentado era un tal Zaplana, llegado Melilla ex profeso, luego se trasladó a Málaga donde era guardia de orden público.

En un continuo entrar y salir de la cárcel, pocos meses después septiembre de 1917, de nuevo será detenido, el motivo es en ocasión de la Fiesta de la Flor que los militares preparaban en Melilla, cuando a la mañana siguiente amaneció con todas las paredes del centro de la ciudad empapeladas con un Manifiesto pidiendo su libertad.

Paulino fue expulsado de Melilla, por lo que en octubre de 1918 llegaba a Barcelona en busca de trabajo.

La Primera de las huelgas en que participa en Barcelona es hoy bastante curiosa puesto que se trata de una huelga por el desgaste de herramientas que los propios obreros debían aportar, en ese momento Paulino estaba trabajando en una obra de la calle Milà i Fontanals del barrio de Gràcia (esta huelga duró tres meses).

En enero de 1919 será elegido como secretario de la Federación Local de la CNT en Barcelona.

El 3 de abril de 1919 será detenido en un restaurante de la calle San Olegario mientras cenaba (denunciado por un confidente francés llamado Louis). Será procesado por lo militar por 10 delitos y por cada delito le pedían 10 años, con lo que tenía una condena de 100 años. Sin embargo, salió de la cárcel en libertad provisional, era el 5 de septiembre de 1919.

En noviembre de 1919 visita clandestinamente Melilla con la intención de unirse a la que será su compañera. Las autoridades, inmediatamente, le recuerdan que debe abandonar la ciudad por lo que le dan un mes de plazo. En ese tiempo tuvo “tiempo” de organizar y participar en una huelga de panaderos, motivada por que los empresarios se negaban a concederles las 8 horas.

Desde la prisión en Málaga organiza una campaña de prensa que lleva por título “cómo se fraguan los procesos contra la organización obrera”. También desde la misma prisión organizará su propio comité de defensa confederal.

El 7 de septiembre de 1921, ayudado por jóvenes del pueblo, consigue fugarse de su confinamiento tomando un tren que le ha de conducir a Puertollano y de allí a Pueblo Nuevo del Terrible, en la provincia de Córdoba, donde vive el maestro racionalista Aquilino Medina.

Con la Dictadura y de nuevo la CNT en clandestinidad en buena parte de España. Logran organizar un pleno clandestino el 15 de octubre en Zaragoza, en el “Casino del Cardenal Soldevila” , allí se acuerda enviar dos delegados a entrevistarse con el Coronel Macía en Perpignan, que serán Paulino, por la CNT y Antonio Parra por los grupos anarquistas. En este periodo de la Dictadura se verá obligado a salir de España hacia Cuba en el vapor Buenos Aires, que partió el 7 de julio de 1924, con toda su familia, donde pasará 3 años y 4 más en EEUU.

Restablecida la República en España vuelve en julio de 1931 a Barcelona, allí se reunirá con el CN de la CNT, para más tarde trasladarse a Melilla, donde de nuevo está en la reorganización de los sindicatos, en los que incluso ingresan los trabajadores marroquíes. A raíz de una huelga del transporte en Melilla Paulino increpa al Gobernador Civil, por lo que será detenido y procesado, consiguiendo una condena de 2 años, once meses y 21 días. Luego vendrá una apelación, en la que Eduardo Barriobero, ante el Tribunal Supremo de Madrid, conseguirá la absolución.

En febrero de 1932 está detenido por los sucesos de Figols y será deportado a Almería, junto a los hermanos Tarragó y Cano, poco más tarde Paulino será enviado a Burgos en libertad vigilada.

En enero de 1939 trabajará en el Comité de Apoyo a los Exiliados hasta que es detenido y encerrado en el campo de St.Ciprien. Meses más tarde, junto con Vallina y otros, consigue embarcarse en un barco que lo conducirá a América, donde recorre Santo Domingo, La Habana y Panamá donde se instala y muere en 1980.

Paulino Diez Martín fue un anarcosindicalista que en el apogeo de su juventud en la década de los 10 y 20 como tantos otros anarquistas tuvo una gran capacidad organizativa gracias a su generosidad y no dudó en ningún momento plantarle cara al poder mientras por otro lado trataban y construyeron una sociedad paralela.

Anuncios

Un comentario el “Paulino Díez Martín: Un anarcosindicalista de acción

  1. Antonia Diez
    abril 7, 2014

    Soy nieta de Paulino Diez Martin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 4, 2014 por en Antifascismo, Burgos, Historia, Pasado.
A %d blogueros les gusta esto: